Aprender a respirar

 




APRENDER A RESPIRAR

                              

   Podemos estar varios días sin comer, pero no sobreviviríamos sin respirar más de 6 u 8 minutos.

    Hoy en día, con las prisas y la ansiedad, tendemos a respirar a nivel clavicular, de una manera superficial.

   La respiración correcta debe hacerse a nivel abdominal de la siguiente manera.

 

   1- Inspiración: Por la nariz, ya que los cilios que tapizan las paredes internas permiten filtrar cualquier cuerpo extraño (polvo, polución, etc.). Al mismo tiempo, el aire se refresca o se caliente, llegando a los bronquios con la temperatura adecuada.

Para asegurarse que el aire llega hasta el abdomen, se colocan las manos sobre él y se nota su elevación con cada inspiración.

 

    2- Espiración: Tras unos segundos de retención, el aire se expulsa por la nariz ejerciendo un efecto beneficioso sobre la mente tras la fricción que produce al entrar en contacto con unas fibras nerviosas. Es como un masaje interno caliente que solo se produce si se exhala por la nariz.

El abdomen baja con cada espìración.

 

  Para lograr respirar de forma adecuada, lo que mejorará la capacidad psíquica, el equilibrio nervioso, la atención mental y los reflejos, conviene realizar esta práctica asiduamente:

 

         Inhalar 3 segundos, retener 1 y espirar 3. Repetir el ejercicio 20 veces.

 

  Los tiempos de cada fase pueden ir incrementándose segundo a segundo hasta llegar a:

 

            Inhalar 12 segundos, retener 6 y espirar 12.

 

 

 

 

 

 



Contacto

To Top