El miedo

 

EL MIEDO

 

    Hace mucho tiempo, en una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto. Siempre que hacía prisioneros, no los mataba, sino que los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

    

    En esta sala el rey les hacía formar un círculo y les decía entonces... 

 

        - Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros o pasar por esa puerta misteriosa.

 

    Todos tenían tanto pavor al rey que elegían ser muertos por los arqueros.

 

    Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido con lealtad al rey se dirigió al soberano y le dijo:

 

        - Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

    

    Le respondió el rey:

 

        - Dime soldado

 

        - ¿Qué había detrás de la horrorosa puerta?

 

        - Ve y mira tú mismo - respondió el rey

 

    El soldado entonces abrió temerosamente la puerta, y, a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y aclararon el ambiente... y, finalmente, descubrió sorprendido que la puerta se abría sobre un camino que conducía a la libertad.

 

    El soldado, admirado, sólo miro a su rey, que le decía:

 

        - Yo les daba a ellos la elección, pero preferían morir antes que arriesgarse a abrir esta puerta

 

 

 

El miedo nubla nuestros sentidos impidiéndonos tomar las decisiones que podrían beneficiarnos. 

 

Solamente percibiéndolo como lo que es, algo ilusorio, seremos capaces de superarlo y actuar.

 

Como en el cuento, seremos capaces de abrir la puerta correcta y disfrutar de lo que hay detrás de ella. 

 

No se trata de luchar contra el miedo sino de tomar conciencia de él y afrontarlo.

 

 



Contacto

To Top