El Universo conspira

 

 EL UNIVERSO CONSPIRA

 

   “Cuando realmente quieres que algo suceda, el universo entero conspira para que tu deseo se vuelva realidad” 

 

    Esta frase de Paulo Coelho del libro El Alquimista es una de las frases con las que me identifico plenamente.

 

    Estoy totalmente convencida que cuando deseamos algo con todo nuestro ser, se van dando los acontecimientos necesarios para que lo consigamos. Solamente tenemos que estar atentos y abiertos a todas y cada una de las señales que se van dando y que debemos interpretar correctamente para lograr nuestro objetivo.

 

    Ya he hablado en alguna ocasión de que todos venimos con un propósito en la vida, pero la mayoría de las veces ese propósito se pierde por el camino, lo dejamos de lado o no le prestamos atención, vamos detrás de ideas preconcebidas o condicionadas por la sociedad y nos encontramos vacíos y sin esperanza de conseguir que nuestra vida sea la que realmente queremos, esa que nos produce el bienestar que deseamos.

 

    Se trata de que estamos totalmente dormidos y no nos abrimos a la infinita cantidad de posibilidades que se nos presentan; porque cuando deseamos lograr algo en la vida, esta pone de manifiesto ante nosotros las oportunidades para lograrlo.

 

    Se darán diferentes hechos y situaciones que nos llevarán a conseguirlo y encontraremos a las personas, los lugares y los momentos perfectos que nos ayudarán y contribuirán a hacer realidad el deseo o sueño que tengamos.

 

    El universo conspira una y otra vez para que podamos conseguirlo, pero ¿por qué a veces no pasa nada de lo que queremos?. Porque dudamos, la fe en el logro se desvanece ante cualquier contratiempo y nos desesperamos. Eso nos nubla la visión y nos impide ver las señales claramente, por lo tanto las dejamos pasar y nos alejamos del objetivo una y otra vez.

 

        Yo lo he podido comprobar en varias ocasiones a lo largo de mi vida, al principio las cosas sucedían y yo lo achacaba a la "casualidad", pero al cabo del tiempo, aprendí que la casualidad no existe y decidí estar más atenta a las señales y tomar las riendas de mi vida. Cierto es que, como ser humano que soy, tengo mis momentos de duda, pero intento que esos momentos sean cada vez menos y mantengo la fe inquebrantable en que las cosas se van a dar siempre de la mejor manera.

 

    Los sueños y deseos se alimenten con nuestro entusiasmo, por eso es necesario mantenerlo siempre vivo, y poner todo nuestro corazón en cada paso que damos hacia la meta.

 

 

Encarna

 



Contacto

To Top