Respiración para calmar la mente

 

RESPIRACIÓN PARA CALMAR LA MENTE

 

    El buen tiempo ofrece la posibilidad de relajarse en entornos naturales como la playa, la orilla de un río o la montaña, mucho más favorables para calmar la mente que las ciudades, donde la contaminación acústica y el estrés generalizado pueden dificultar la concentración. Mirando al mar, bajo un árbol, el alba o la puesta de sol, la relajación y la meditación resultan más gratificantes.

 

    Un modo simple de encontrar la quietud interior y generar energía es practicar las técnicas del yoga o pranayama.

 

    El prana es el principio universal de energía o fuerza vital que reside en cada ser vivo. Equivaldría al chi de la medicina china. En el ser humano, su primera manifestación es la respiración.

 

    Por eso, la práctica del pranayama tiene como objetivo aumentar y controlar esa fuerza vital. Al dominar el prana también se domina la mente, considerada su manifestación interior.

 

    La respiración alterna o Anuloma viloma es una poderosa técnica de pranayama utilizada para calmar la mente y equilibrar la energía, especialmente útil para relajarse antes de meditar o dormir.

 

    Hay que sentarse en una posición cómoda, en una silla o en el suelo, con la espalda recta y la barbilla algo levantada.

 

   (Es necesario hacer unas respiraciones lentas antes de comenzar la respiración nasal alterna.)

 

    La mano izquierda reposa en la rodilla izquierda mientras la derecha se usa para tapar y destapar la fosa que se utiliza en cada momento.

 

    El pulgar bloquea la fosa derecha y el anular, la izquierda. Los dedos índice y corazón quedan recogidos en la palma de la mano.

 

    Los ojos deben permanecer cerrados y la mente debe enfocar el punto situado entre las cejas. Seguidamente se empieza la respiración descrita a continuación:

 

RESPIRACIÓN ALTERNA

 

 

    

 - El aire se inspira rítmicamente por la fosa nasal izquierda durante 3 segundos, se retiene bloqueando las dos fosas nasales durante 12 segundos, y a continuación se espira por la fosa derecha durante otros 6 segundos. Se realiza la vuelta inversa inspirando por la fosa derecha.

 

  - Se empieza con dos vueltas y se aumenta progresivamente hasta las diez diarias. También se pueden aumentar los tiempos respetando siempre la proporción. Por ejemplo ( 4 - 16 - 8 ), ( 5 - 20 - 10 ), etc....

 

 

 

 

 

 



Contacto

To Top