Un pequeño trozo de paraíso

 

 

 

 


 

UN PEQUEÑO TROZO DE PARAÍSO

 

 

       Cuanto más miro la naturaleza, las flores más pequeñas, los insectos y las mariposas jugando entre las hierbas olorosas más me doy cuenta de lo valioso que es cuidar de ella. Estoy completamente convencida que tenemos un pequeño trozo de paraíso.

 

        Pero si miro alrededor me da miedo ver que la gente es capaz de convertir un paraíso en un vertedero.

 

        Todos tenemos a nuestro alcance el poder de cuidar de los otros seres vivos  (personas, animales o plantas), y hacerlo lo mejor posible para que este lugar sea ese paraíso que todos deseamos.

 

        Para poder cuidar de los demás, deberíamos empezar por cuidar de nosotros mismos. Cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu para conseguir el equilibrio que se manifestará en todas las facetas de nuestra vida (salud, bienestar, prosperidad, paz, felicidad, alegría, etc...)

 

 

NO PODEMOS CAMBIAR EL DESIERTO,

 PERO PODEMOS EMPEZAR CON UN PEQUEÑO OASIS

 

 

Encarna

 

 



Contacto

To Top