Decálogo para sentirse bien

 

 

 

 

DECÁLOGO PARA SENTIRSE BIEN

 

 

    1.- Recuerda a tu familia que la quieres. Las manifestaciones de cariño a las personas que estimas ayuda a la convivencia y al final revierte sobre uno mismo.

 

    2.- Medita. Pensar sobre lo que hemos hecho a lo largo del día para analizar nuestros fallos y aciertos, y realizar un listado mental de lo que tenemos que hacer al día siguiente, sin grandes agobios, es muy aconsejable.

 

    3.- Ríete. Que seamos personas serias no quiere decir que no debamos sonreír o permitirnos soltar una carcajada de tanto en tanto. Al reírnos, nuestro cerebro libera adrenalina y endorfinas que estimulan el bienestar y la felicidad. ¡Y además resulta muy divertido!

 

    4.- Descansa. Acostarse a una hora prudencial, con la conciencia tranquila y levantarse temprano pero descansado son factores esenciales en nuestro funcionamiento diario. Hay que mantener unos buenos hábitos de sueño.

 

    5.- Organízate. Mucha gente tiende a identificar el orden con el aburrimiento y la incapacidad de escapar de los propios esquemas, cuando más bien es al revés. Optimizar al máximo el tiempo evita el estrés innecesario y nos permite disponer del tiempo libre suficiente como para dedicarnos a otras actividades de esparcimiento.

 

    6.- Lee. No sólo por culturizarte, sino porque además permite descansar, desconectar de nuestras preocupaciones diarias y mantener a punto nuestra mente.

 

    7.- Haz actividad física. Hacer un poco de ejercicio, como pasear, subir a pie las escaleras,... aunque no nos convierta en atletas, siempre será mejor que levantar pesas durante dos semanas y dejarlo pasado ese tiempo.

 

 

    8.- Que te dé un poco el aire. Además de otros beneficios físicos asociados a la actividad de salir a dar una vuelta (hacer ejercicio, desconectar del insistente ordenador, estrechar relaciones con aquellos con los que paseamos), el mero hecho de recibir rayos solares es muy beneficioso para la salud.

 

    9.- Da las gracias. Lo dice la ciencia: ser agradecidos con los demás favorece el optimismo, la felicidad y evita la depresión. Es lo que concluyó un estudio realizado por miembros de la Universidad de Hofstra, que afirmaba que los estudiantes más agradecidos sacaban mejores notas, se integraban socialmente de manera más fácil y sentían menos tristeza y envidia hacia sus compañeros.

 

    10.- Mantén en perspectiva algo que te ilusione. Debemos también tener algún deseo en mente que nos haga felices al final del día, ya que no todo debe ser trabajo y responsabilidades. No se trata simplemente de ver tu programa preferido sino de soñar en lo que te gusta.

 

 

----------------------------------------------------------------------                       

 

 

 

Asomaba a sus ojos una lágrima,


y a mi labio una frase de perdón;


habló el orgullo y se enjugó su llanto,


y la frase en mis labios expiró.


Yo voy por un camino, ella por otro;


pero al pensar en nuestro mutuo amor,


yo digo aún: ¿por qué callé aquel día?


Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?

 


Gustavo Adolfo Bécquer

----------------------------------------------------------------------------


Archivo

Contacto

To Top