Optimistas

 

OPTIMISTAS

 

 

Los optimistas son seres extraños. Aún cuando

la tierra está llena de cardos, siempre

pueden encontrar alguna flor por alguna parte.

Son como pájaros raros, que descubren un

oasis en el desierto, donde ya no crece nada y

todo está seco.

 

Cuando los optimistas se cruzan con la

procesión de los que piensan que están 

condenados (los pesimistas), de repente

cambian de nombre. Son entonces unos

inocentes, soñadores, utópicos. Los pesimistas se

llaman realistas, gente con los pies en el suelo,

pero están atrapados en el barro de este mundo 

y en un rincón oscuro desde donde no pueden

ver el lado soleado de la vida.

 

Los optimistas van por otro lado, el lado

amable. Van por donde pueden vivir y

 sobrevivir. El país donde la gente aún cree en la

gente, donde se vive con simplicidad y donde se

reparte diariamente el pan de la amistad.

 

Los optimistas creen en las frutas del alma:

el amor, la paz, la alegría. Los pesimistas no

han comido nunca estas frutas y se mueren

mucho antes de que fallezcan. ¡Solo los

optimistas sobrevivirán!

 

Phil Bosmans

 

 

 

 

 

 



Contacto

To Top