El apego

 

EL  APEGO

 

  

   El apego es la creencia absoluta que tenemos acerca de la necesidad de mantener a nuestro lado personas o cosas, porque sin ellas no seríamos felices.

 

      Durante toda nuestra vida vamos generando apegos.

 

    Nuestra mente nos dice: no seré feliz si esa persona no me quiere o no está conmigo, si no tengo ese trabajo, si no consigo tener esa cantidad de dinero, ese coche, hacer ese viaje, etc., etc., etc…  todos esas excusas son falsas porque podemos ser felices aunque carezcamos de algunas cosas, hay que tener claro que solo es una creencia que hemos adquirido.

 

     En muchas culturas hay pautas establecidas sobre lo que puede definir a  una persona feliz, “ aquella que posee un título universitario, un trabajo estable y bien pagado, una pareja e  hijos, una casa, coches, dinero, etc…” y nosotros hemos incorporado en nuestra vida esos parámetros.

 

 

    Entonces empieza la cadena, si no logramos obtener un título universitario empezamos a no ser felices, luego el siguiente paso es conseguir ese trabajo bien pagado, si no lo obtenemos no somos felices con el que poseemos, luego formar una familia, si no funciona, otro factor más para no ser feliz, y así sucesivamente.

 

    Estamos tan apegados a esa programación mental que hemos recibido desde niños y que hemos ido reforzando a lo largo de los años que no somos capaces de disfrutar de la vida que tenemos, y no vemos otras posibilidades.

 

    El apego a las cosas o personas nos hace temerosos. Cuando estamos centrados en obtenerlas y luego en no perderlas, nos convertimos en esclavos de la vida y somos incapaces de vivir el presente y disfrutar el día a día.

 

    Por supuesto que nadie quiere perder a su  familia, amigos o las pertenencias que ha logrado obtener con esfuerzo pero pensar que, solamente si las tienes vas a ser feliz es cerrarte a infinidad de posibilidades.

 

    El apego tiene dos caras, una positiva y otra negativa. La positiva es la sensación de placer  cuando se logra aquello a lo que nos apegamos. Y la negativa es la preocupación y desesperación que se produce por temor a perderlo.

 

    Para lograr atraer lo que deseamos a nuestra vida, debemos aprender a desapegarnos. Mientras más insistamos en tener algo, más lo alejaremos de nosotros.

 

    Si lo deseas con el corazón abierto y sin apego, sabiendo que te mantendrás feliz, aun si no lo tienes, llegará seguramente a ti.

 

Encarna

 

"Solo poseemos aquello que no podemos perder en un naufragio"

 

 

 

 

 

 

 



Contacto

To Top